La dictadura perfecta

-Análisis de la película “La dictadura perfecta”-

La dictadura perfecta es una película de parodia que involucra no solamente el contexto de el presente sexenio de Enrique Peña, sino que hace un remix de lo que ha pasado en los ultimas tres “presidencias” de México (Fox, Calderón y Peña). Pero además, relata de manera nada sutil, la importancia que tienen los medios de comunicación en la construcción de la realidad mexicana.

Las instituciones que aparecen a lo largo de la película son las siguientes:

  1. El gobierno (presidente de la república y el gober precioso Carmelo Vargas)
  2. La televisión mexicana (acompañada de otros medios que no tienen tanto poder como la televisión)
  3. El narcotráfico.
  4. La familia.

En el gobierno podemos ver distintas cosas que tristemente están demasiado cerca del contexto histórico de los últimos 15 años en México; por ejemplo: que los gobernantes son titeres de algún partido político y controlados por otros más poderosos, que a veces son incompetentes y medio tontos por lo que suelen regarla cuando aparecen en publico.

Pero el gobierno tiene quien lo rescate y quién le ayude a lograr sus metas, la televisión. La televisora mexicana en el caso de la película, tiene control total sobre la información que le entrega al público, y sabe cómo y cuando sí y cuando no utilizar información en contra de los políticos, ellos pueden ser todo lo abiertos que quieran con las noticias que entregan o simplemente censurar lo que les venga en gana.

Un ejemplo muy claro de censura es, cuando el presidente de la república dice que los mexicanos vamos a Estados Unidos a hacer el trabajo que ni los negros quieren hacer, hecho que desencadena una serie de memes, videos y hasta videojuegos que circulan por medio de internet, pero la televisión, recorta la noticia a ” encuentro exitoso entre el embajador de EU y el presidente de México” y busca una noticia más grande para distraer la atención del público, que en este caso es la corrupción de Carmelo Vargas con el narco.

En este caso entonces, lo que la televisora está haciendo es legitimar al gobierno limpiando la información antes de ponerla al aire, esto con el fin de que el gobernante quede bien parado frente a las personas que le creen más a la televisión que al Internet, o que simplemente no tienen acceso al mismo; y gracias a que existe un gran numero de personas que creen en lo que la televisión dice, el pueblo entonces legitima a la televisora y la información que nos entrega (incluso legitiman la narrativa de las telenovelas cuando creen que es probable que historias como esas pasen).

Gracias a que el gobierno de la película es de derecha, encontramos entonces un célebre personaje llamado Agustín Morales, alias el mesías, quien es un diputado y representa a la izquierda. Este personaje quiere hacer ver a la izquierda como la salvación del pueblo, como la parte buena cuando en realidad también está en busca del poder que Carmelo tiene. Lo interesante es, que toda la información que Agustín presenta al productor del noticiero de la televisora en contra de Carmelo, jamás sale al aire gracias al contrato que el gobierno de Carmelo firmó con la televisora.

El narcotráfico por otro lado representa, en esta película, una frontera, ya que pone límites territoriales en el estado del gobierno de Carmelo sembrando terror por medio de la violencia, colgando cuerpos en un puente y amenazando a todo aquel que quiera entrar al estado. La violencia y cualquiera de los actos que ellos ejerzan estarán legitimados por el gobierno de Carmelo, ya que él al ser compadre de un narco realizó un acuerdo para que ellos pudieran hacer su “chamba” siempre y cuando defendieran su gobierno.

Hay un par de elementos que me parecen fundamentales en las acciones que toma la televisora para ayudar a Carmelo a sacar del hoyo a su gobierno. El primero es la configuración de la agenda mediática, donde las noticias que suenan más serán las que aparezcan en la televisión y después aparecerán en periódicos y otros medios (el Internet por ejemplo no tiene cabida en la televisión porque los temas no son convenientes para dicho medio).

El segundo elemento es lo que ellos llaman la caja china (hasta miedo me da) que es aprovechar un acontecimiento grande e interesante para tumbar de la agenda mediática otra noticia de gran importancia, en el caso de la película es el secuestro de las gemelas hijas de una familia mas o menos bien del estado donde gobernaba Carmelo; acto seguido los productores del noticiero deberán exprimir la noticia hasta donde esta se deje, y en el caso de esta película, tratar de volverla un poquito como novela y hacer ficticios hasta los sentimientos más sinceros y desesperados de los padres de las gemelas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s