Análisis “La Dictadura Perfecta” Óscar Aguilar.

Para comenzar podemos mencionar el increíble hecho de que esta película no esconde nada, y tiene una manera satírica de mostrarnos la realidad de lo que se está viviendo en nuestro país. Si nos vamos al poder político, podemos observar que los candidatos a gobernadores o a la presidencia misma, están dispuestos a cualquier cosa por obtener el puesto, y es triste ver que es solo la minoría los que están dispuestos a hacer las cosas bien, lamentablemente estos son los más afectados ya que en el caso más extremo y tristemente ya no sorprendente, se reportan como desaparecidos, y sabemos a qué lleva eso, aquí es (desde mi punto de vista) cuando comenzamos a dudar si en realidad son coincidencias o si en realidad el gobierno está de la mano de la delincuencia organizada y quien maneja a quien, lo triste es que estos “secretos” comienzan a salir hasta que el candidato se encuentra en su puesto deseado, y muy rara vez se llega a saber la verdad y es exactamente lo increíble de esta película, que nos muestra una verdad, sin esconder detalles.

Pensar sobre la libertad de expresión en México lleva necesariamente a reflexionar en los tiempos en que por distintas razones, generalmente de índole política. La dictadura perfecta presenta personajes fácilmente identificables con la realidad actual incluyendo al presidente de la República, cuyo peinado, expresiones, gestos y movimientos son actuados sin dejar lugar a dudas de quien se trata, por Sergio Mayer, motivo para “enlatar” o al menos “cortar” la película.

Fuera de eso, mi siguiente pensamiento fue hacia la forma en que muchos gobiernos y empresas en el mundo emplean el sistema de la “caja china” para manipular información y desviar la atención de las audiencias hacia temas escandalosas y sensacionalistas a fin de cubrir aquellos que ponen en riesgo la reputación del funcionario o de la propia institución.

En la película, una nota escandalosa difundida por una televisora en cadena nacional, quita la atención sobre una desafortunada declaración del presidente que se filtra a las redes sociales y afecta al poder presidencial, y la desvía hacia otro personaje público de menor nivel quien, a la postre, recurre al mismo sistema con la misma televisora para ocultar su corrupción y llegar hasta la silla presidencial.

Se le llama “caja china” ´porque cuando se logra abrir, dentro de ella hay otra caja más pequeña, dentro de la cual hay una más, y así sucesivamente, construyendo una cortina de humo. Un escándalo tapa a otro y cuando se desvanece se genera uno nuevo que mantiene el interés hasta lograr el objetivo.

Uno como espectador, al sentirse aludido o identificado con la película puede sentirse como un títere manipulado y desprovisto de toda voluntad. Podemos nulificarnos al grado de sentirnos como si fuéramos una pieza más de un tablero de ajedrez, sujeta a ser utilizada por uno de los protagonistas para lograr sus intereses. En la película, éste es el caso de una familia de clase media, a quien le secuestran a sus hijas para montar un show televisivo y así desviar la atención sobre la realidad de los escándalos de corrupción del gobernador Carmelo Vargas.

Ahora un punto clave de la película es además de desenmascaras al gobierno es ver que en realidad algunas televisoras están de su lado y aquí es cuando una verdad más se muestra, pues de un tiempo para acá se ha tenido la interrogante de cómo las cadenas televisivas manejan la información y de qué lado están, lamentablemente otra vez nos damos cuenta que algunas personas están dispuestas a venderse por un buen puesto (ahora en una compañía) y no solo eso, nos muestra cómo se maneja o mejor dicho manipula la información, pues no sólo eso, sino que se aprovechan de noticias trágicas para cubrir noticias que comprometen a los candidatos a gubernaturas u otro cargo político. Sin duda es una película que refleja verdad tras verdad, la clave es, a quien creer. Y que no se nos olvide: el poder conferido al Estado y a los medios de comunicación también viene de nosotros como pueblo.LDP

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Análisis “La Dictadura Perfecta” Óscar Aguilar.

  1. Natera. dijo:

    Falta poner más teoría para generar una análisis profundo de la película

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s